Capítulo Quinto – El bien común en la cultura

Capítulo Quinto

El bien común en la cultura

 

 I.  La actividad cultural

 

 

1.  Fundamento doctrinal

– La fe ofrece a los cristianos ayuda:

para cumplir su misión

y para descubrir el sentido pleno de la actividad que:

sitúa a la cultura

en el puesto eminente en la vocación del hombre  57 A

– La  buena nueva de Cristo;

renueva la vida y cultura del hombre caído

combate y elimina errores y males del pecado

purifica y eleva la moral de los pueblos

fecunda las cualidades espirituales y las tradiciones de cada pueblo y edad, las

consolida, perfecciona y restaura en Cristo  58 D

– La Iglesia ha empleado los hallazgos de las diversas culturas para:

difundir y explicar el mensaje de Cristo

investigarlo y comprenderlo con mayor profundidad

expresarlo mejor en:

la celebración litúrgica

y en la vida de la comunidad de fieles  58 B

  

2.  Experiencia humana 

– Con la palabra cultura se indica todo con lo que el hombre:

afina y desarrolla sus cualidades espirituales y corporales

somete el orbe terrestre con su conocimiento y trabajo

hace mas humana la vida social,

tanto en la familia como en la sociedad civil

mediante el progreso de las costumbres e instituciones

  y expresa, comunica y conserva en sus obras:

grandes experiencias espirituales y aspiraciones

para que sirvan a muchos y a todo el género humano  53 B

 – Hay pluralidad de culturas:

diversos estilos de vida común y diferentes escalas de valores

originados en las distintas maneras de servirse de:

las cosas

el trabajo

las expresiones

la práctica de la religión

el comportamiento

las leyes y las instituciones jurídicas

el desarrollo de las ciencias y las artes

el cultivo de la belleza  53 C

– Por el creciente intercambio entre las naciones:

todos y cada hombre descubren los tesoros de las diferentes culturas

y poco a poco se gesta una cultura universal:

que tanto más expresa la unidad del género humano

cuanto más respeta las particularidades de las diversas culturas  53

– Por los profundos cambios sociales y culturales se puede hablar de una nueva época de la historia humana  54

– Se han abierto nuevos caminos para perfeccionar la cultura  54

– Características de la cultura actual:

juicio crítico (por las ciencias exactas)

explicación más profunda de la actividad humana (por la sicología)

mutabilidad y evolución de las cosas (por las ciencias históricas)

uniformidad de hábitos y costumbres

nuevas formas de cultura masiva (por la industrialización y el urbanismo)  54

 

 

II.   Orientaciones generales de la Iglesia

 

 1.   La civilización humana

 – El hombre llega a su nivel plenamente humano mediante la cultura  53 A

– Las costumbres recibidas:

forman el patrimonio propio de cada comunidad

del que reciben los valores, para promover la civilización humana   53 C

 – La búsqueda del bien común en la actividad cultural construye la civilización humana.

– La cultura está subordinada a:

la perfección integral de la persona

y al bien de la comunidad y de la sociedad  59 A

– Hombres y mujeres son conscientes de ser ellos los autores y promotores de la cultura de su comunidad  55

– La cultura por dimanar de la naturaleza racional y social, tiene necesidad de:

una justa libertad para desarrollarse

y una legítima autonomía en el obrar, según sus propios principios  59 B

 – Está naciendo un nuevo humanismo:

en el que el hombre se define principalmente

por la responsabilidad:

hacia sus hermanos

y ante la historia  55

 – El hombre, que siente su responsabilidad en el progreso de la cultura, nota con ansiedad los profundos interrogantes (antinomias) existentes, que debe resolver:  56 A

Qué hacer para que las relaciones entre las culturas no perturben la vida de las comunidades y no echen por tierra la sabiduría de los antepasados?  56 B

Cómo favorecer la nueva cultura frente a las tradiciones?  56 C

Cómo armonizar las disciplinas científicas y la sabiduría  56 D

Cómo lograr la participación de todos en los bienes culturales?  56 E

Cómo reconocer la legítima autonomía de la cultura, sin llegar a un humanismo terrestre o ateo?  56 F

 

 

2.  Transmisores de la cultura

 – La madre nutricia de la educación es ante todo la familia; en ella:

los hijos aprenden la jerarquía de las cosas

y los adolescentes formas probadas de cultura  61 B

 – Los centros docentes que brindan:

la cultura básica  60 A

y los estudios superiores  60 B

– El libro y los medios de comunicación cultural y social  61 C

– Los descansos utilizados para distracción del ánimo y la salud del espíritu y del cuerpo, ya sea:

mediante actividades o estudios libres

viajes

o ejercicios y manifestaciones deportivas  61 C

– El hombre:

cuando se entrega a la filosofía, la historia, las matemáticas, las ciencias naturales y

las artes

contribuye a que la familia humana:

se eleve a la verdad, el bien, la belleza y el juicio de valor universal

y así sea iluminada por la sabiduría que está en Dios  57 C

 

3.   El derecho a la cultura

– Todos los hombres deben trabajar por las normas fundamentales que reconozcan el

derecho de todos a la cultura:

exigido por la dignidad de la persona

sin distinción de raza, sexo, nacionalidad, religión o condición social  60 A

– Se debe procurar a todos:

una cantidad suficiente de bienes culturales

principalmente de la cultura básica  60 A

– Que los dotados intelectualmente puedan llegar a los estudios superiores  60 B

-Que cada cual:

sea consciente del derecho que tiene a la cultura

y del deber de:

cultivarse a sí mismo

y de ayudar a los demás  60 C

– Salvados el orden moral y la común utilidad, el hombre:

puede investigar libremente la verdad

manifestar y difundir su opinión

practicar cualquier ocupación

ser informado  verazmente de los sucesos públicos  59 C

 – Estudios recientes y hallazgos de las ciencias, la historia y la filosofía:

suscitan problemas nuevos

y reclaman nuevas investigaciones teológicas  62 B

 – Compete a la autoridad pública:

promover la cultura

entre todos

y aún dentro de las minorías  59 D

 – Hay que insistir que la cultura:

apartada de su fin propio

no sea forzada a servir al poder político o económico  59

 

4.   Responsabilidades de los cristianos

– La Iglesia:

fiel a su tradición y consciente de la universalidad de su misión puede entrar en comunión con diversas culturas para enriquecer:

a la propia Iglesia

y a las diferentes culturas  58 C

– Los cristianos deben trabajar con todos los hombres en la edificación de un mundo mas

humano  57 A

– En el trabajo pastoral hay que reconocer y emplear:

los principios teológicos y los descubrimientos de las ciencias profanas, sobre todo en

sicología y sociología

para llevar a los fieles a una vida de fe más pura y profunda  62 B

 – Vivan los fieles:

en estrecha unión con los hombres de su tiempo

y esfuércense por comprender:

su manera de pensar y sentir

cuya expresión es la cultura  62 F

 – Es deseable que muchos laicos reciban formación en las ciencias sagradas  62 G