Capítulo Segundo – Respetar la dignidad de la persona

Capítulo Segundo

Respetar la dignidad de la persona

I. La Dignidad Humana

 

 1. Fundamento Doctrinal

– La dignidad humana tiene en Dios su fundamento y perfección  21 C

– Como hijo de Dios el hombre es llamado a la unión con Dios y a participar de su felicidad 21 C

-Para lograr la unión con Dios, es necesario

reconocer el amor de Dios

y confiarse por entero al Creador 19 A

– Cristo descubre al hombre la sublimidad de su vocación  22 A

– El hombre, por un don del Espíritu Santo, puede contemplar y gustar los planes de Dios  15 D

– El Espíritu Santo despierta en el hombre una irrefrenable exigencia de dignidad  26 D

– El pecado rebaja al hombre, impidiéndole lograr su propia plenitud.  13 B

–Dios creó al hombre y a  la mujer iguales en dignidad  29

– Dios constituye al hombre inteligente y libre  21 C

– La verdadera libertad es signo de la imagen de Dios en el hombre  17

– Por su capacidad de interiorización, el hombre se reconoce superior a los demás seres  corporales  14 B

 

2. La experiencia humana  46

– La Iglesia constata que crece la conciencia de:

la dignidad de la persona

y de sus derechos y deberes universales e inviolables

 Inteligencia

– Por su inteligencia el hombre es superior al universo material 15 A

– Por ella ha realizado avances en:

las ciencias positivas

la técnica y artes liberales

la investigación y dominio del mundo material  15 A

 -La naturaleza intelectual puede perfeccionarse por la sabiduría que lleva a la búsqueda y el amor de la verdad y el bien  15 B

 Libertad

– El hombre se orienta hacia el bien con el uso de la libertad  17

– La libertad posee un valor que nuestros contemporáneos ensalzan con entusiasmo  17

 

II.   Orientaciones generales de la Iglesia

 

1. La dignidad de la persona

– La Iglesia advierte que el Evangelio:

rechaza toda esclavitud

respeta la dignidad de la conciencia y el libre albedrío

manifiesta que todo talento humano debe redundar en :

servicio de Dios

y bien de la comunidad

encomienda a todos la caridad de todos  41 B

– Principio general: respetar la dignidad de la persona

-La Iglesia, fiel al Evangelio, enseña que se debe respetar la dignidad del hombre, pues:

tiene la dignidad de hijo de Dios  21 C   y es un ser inteligente y libre.  21 C

– La Iglesia proclama los derechos del hombre, que nunca son independientes de las normas divinas 41 C

– Que las instituciones humanas sirvan a la dignidad y fin del hombre:

luchen contra cualquier esclavitud

respeten sus derechos fundamentales

respondan a las realidades espirituales  29 D

 

2. Respetar su libertad

– Dios ha querido dejar al hombre en manos de su propia decisión para que:

busque espontáneamente a su Creador

se adhiera libremente a El

y alcance la plena perfección  17

 

3.  Respetar su conciencia

– El hombre descubre en lo mas profundo de su conciencia una ley escrita por Dios en su corazón, que lo invita a amar y practicar el bien y a evitar el mal  16

– La dignidad humana consiste en obedecer a su conciencia  16

– La dignidad humana requiere que el hombre actúe según su conciencia y libre elección, es decir, movido e inducido por convicción interna personal y no bajo la presión de un  ciego impulso interior o de la mera coacción externa.  17

– Cada cual tendrá que dar cuenta de su vida ante el tribunal de Dios según la conducta buena o mala que haya observado.  17

 

4.   Respetar su perfeccionamiento

– El hombre con su actividad:

trasforma las cosas y la sociedad

y se perfecciona a sí mismo

 – El hombre vale más por lo que es, que por lo que tiene  35 A

– La plenitud del hombre solo se encuentra en la entrega de sí mismo a los demás  24 C

 

5. Respetar su cuerpo

– En la unidad de cuerpo y alma, el hombre, por su misma condición corporal, es una síntesis del universo material, el cual alcanza por medio del hombre su más alta cima  14 A

– El hombre no debe, por tanto, despreciar la vida corporal, sino que, por el contrario, debe tener por bueno y honrar a su propio cuerpo, como criatura de Dios que ha de resucitar en el último     día  14 A

 

6. Respetar el derecho a la vida

– La dignidad de la persona exige que ante todo se respete su vida

– Este derecho conlleva varias exigencias, a saber:

rechazar la muerte por: homicidio, aborto, eutanasia, genocidio, suicidio, experimentación genética

rechazar la violencia: intrafamiliar, vecinal, escolar, laboral

rechazar otros atentados contra la dignidad:

mutilaciones, torturas, esclavitud,

prostitución, trata de blancas, detenciones arbitrarias, deportaciones,

degradantes condiciones laborales  26 B

 

7.   Respetar el derecho a una vida digna

– La Iglesia señala que se debe facilitar al hombre:

todo lo que necesita

para llevar una vida verdaderamente humana  26 B

 – Se deben aportar los medios necesarios para vivir dignamente:

Alimento, agua potable

Salud, vivienda, transporte

Educación, trabajo, descanso

Medio ambiente sano 26B

 

 

II. La dignidad del hombre y la muerte

 

 – El máximo enigma de la vida humana es la muerte.  18 A

– El hombre sufre con el dolor y con la disolución progresiva del cuerpo. Pero su máximo tormento es el temor por la desaparición perpetua.  18 A

– La Iglesia aleccionada por la revelación divina, afirma que el hombre ha sido creado por Dios para un destino feliz situado más allá de las fronteras de la miseria terrestre.  18 B

-Dios ha llamado y llama al hombre a adherirse a El con la total plenitud de su ser en la perpetua comunión de la vida divina.  18 B

– Ha sido Cristo resucitado el que ha ganado esta victoria para el hombre, liberándolo de la muerte con su propia muerte.  18 B

 

 III. La iglesia y el ateísmo

 – La razón más alta de la dignidad humana consiste en la vocación del hombre a la unión con Dios.  19 A

– Muchos son los que hoy día se desentienden del todo de esta íntima y vital unión con Dios o la niegan en forma explícita.  19 A

– Es este ateísmo uno de los fenómenos más graves de nuestro tiempo.  19 A

– La palabra ateísmo designa realidades muy diversas, como:

nada puede decirse de Dios

todo debe ser explicado según las ciencias positivas

se exalta tanto al hombre que dejan sin contenido la fe en Dios

se rechaza un dios que nada tiene que ver con el Dios del evangelio

se niega a Dios por la existencia del mal en el mundo  19 B

 – La Iglesia afirma que el reconocimiento de Dios no se opone a la dignidad humana, ya que esta dignidad tiene en el mismo Dios su fundamento y perfección.  21 C

– Enseña además la Iglesia que la esperanza escatológica no merma la importancia de las tareas temporales, sino que más bien proporciona nuevos motivos de apoyo para su ejercicio.  21 C

– La Iglesia reconoce sinceramente que todos los hombres, creyentes y no creyentes, deben colaborar en la edificación de este mundo, en el que viven en común.  21 F

 

IV. El crecimiento demográfico

 – Se debe ayudar a los pueblos que tienen dificultad por el rápido aumento de su población  87 A

– El Concilio exhorta a todos para que se cuiden de las soluciones:

propuestas o impuestas

que contradicen la moral  87 C

– El número de hijos:

depende del recto juicio de los padres

y de ningún modo puede someterse al criterio de la autoridad pública  87 C

 – Infórmese sobre los métodos:

que puedan ayudar a los cónyuges en la determinación del número de hijos

con seguridad y concordancia con el orden moral  87 C

 – Los gobiernos tienen derechos y obligaciones:

en los problemas de su población, como:

la legislación social y familiar

la emigración del campo a la ciudad

la información sobre la situación y necesidades del país

dentro de los límites de su competencia  87 B